Inicio / JUDICIALES / Más de cien personas reclamaron justicia por muertes de BEBES en el hospital Regional de Vera.

Más de cien personas reclamaron justicia por muertes de BEBES en el hospital Regional de Vera.

La cita frente al hospital Regional de Vera, era a partir de las 10;00 horas del miércoles 17 de febrero, pero desde las 09,00 horas, comenzaron a llegar, mujeres y hombres, en algunos casos familias enteras que esperaban  frente al nosocomio público Verense;  el objetivo fue pedir justicia por los numerosos casos de bebés fallecidos y por aquellos que quedaron con secuelas graves para toda la vida, a causa de una mala praxis, en la oportunidad fueron cuatro madres y un padre de niños que nacieron fallecidos por mala praxis, siempre a manos de la misma obstetra, Fátima Constantín y cuatro madres que reclamaban por mala praxis en el nacimiento de los bebes que quedaron con secuelas graves para toda la vida.

La concentración fue convocada por los familiares de las víctimas y organizaciones de mujeres de la ciudad: ‘MUMALÁ y PDT’ y apoyado por el movimiento social que lidera el dirigente Mario Souilhe.

‘’En el horario de comienzo de la concentración frente al hospital, la directora del hospital, doctora Villa organizó una reunión interna con niños que llegaron de visita, por lo tanto ninguna autoridad del nosocomio público salió a atendernos, salvo una médica clínica, doctora Newman, que salió a hablar con la abuela de mi marido, la señora Ángel Pereyra,  y a quien se le acercaron todas las personas que estaban allí, pero la profesional no supo contestar nada, en realidad nosotros queríamos reclamar ante las autoridades del hospital, de la región de salud y/o del ministerio de salud, pero lamentablemente parecen ignorar nuestros reclamos’’, comenzó diciendo la joven madre, Thalía Fontana.

Talía volvió a relatar la violencia obstétrica que padeció durante las horas de parto. Cómo sigue la causa que involucra a la partera del hospital de Vera, Fátima Constantín y otras autoridades del nosocomio que están siendo investigadas.

Ésta joven pareja de Vera tuvo que atravesar una verdadera pesadilla cuando, se supone, que el nacimiento de un hijo debe ser uno de los momentos más felices de la vida matrimonial. Thalía Concepción Fontana de 22 años, oriunda de Cañada Ombú, docente de escuela primaria recién recibida, nos contó el calvario que atravesó en un caso de violencia obstétrica que involucra al personal del hospital de Vera y que lejos está de ser único.

En su relato, Thalía expuso cómo estuvo más de 15 horas en trabajo de parto hasta llegar al peor final: la muerte de su bebé, todo comenzó el miércoles 20 de enero en el Hospital de Vera, adonde Thalía Fontana llegó acompañada de su esposo, el policía de la guardia rural ‘’Los Pumas’’ Edgardo Gómez  y su madre para dar a luz a su primer hijo. «Estuve desde las 07,00 horas hasta las 10 de la mañana afuera de la guardia de maternidad. Como estaba ya en la semana 40 de embarazo, me iban a internar para medicarme y provocar el parto. Me medican, rompo bolsa y empiezo con contracciones».

En ese sentido, Thalía continuó «desde las 16,00 horas hasta las 20,00 horas estuve haciendo trabajo de parto. Es allí, cuando pido desesperadamente cesárea o que me lleven a Reconquista».

«Pujá fuerte, no grités que ya se ve la cabecita, me decía la partera, la obstetra Fátima Constantín», relató Fontona.

Para las ocho de la noche, la joven mamá estaba con dilatación completa. Y hasta las 23,45 horas estuvo pujando para que se vea la cabecita, «yo pedí que no daba más que quería cesárea», dijo Thalía, pero no me hacán caso.

Según su denuncia, siempre estuvo en sala común del hospital, hasta que a último momento deciden llevarla a la sala de partos. Estaban «solamente una partera y una enfermera, me colocan en la camilla de parto. Sale la cabecita del bebé y yo empiezo a descomponerme, a desmayarme. Mientras me monitoreaban para escuchar los latidos del bebé y estaba vivo. Yo estaba desesperada porque no salía el cuerpo. Escucho que la partera llamó por teléfono, no sabían qué hacer. Y se desesperaba cada vez más, la enfermera le dijo que saque al bebé con el forcé y Constantín,  dijo que NO sabía utilizar», indicó Thalía.

A esa altura, y por el alboroto de la situación, tanto a la madre como al esposo de la joven los sacaron afuera, «ellos se dieron cuenta de la situación, no había ningún médico», dijo la joven mamá.

«Mi ginecóloga no viene en el momento, la partera Fátima Constantín me pegaba cachetadas para que me reanime. La ginecóloga llega aproximadamente a la media hora y fue ella, la doctora Wagner, la que pudo sacar al bebé y lo arrojó sobre mi pecho, estaba todo morado, pero fue otro ginecólogo, el doctor García,  quien me dio la noticia que mi bebé murió por asfixia porque estuvo demasiado tiempo atascado», en el útero.

«La directora del hospital de Vera, la doctora Beatriz Villa  fue hasta mi pueblo, Cañada Ombú a hablar con mi mamá, le dijo que ellas cumplieron y entregaron todo lo que pidió fiscalía, que NO tenemos que ir a hacer ninguna manifestación a las puertas del hospital, ello ocurrió viernes 10 de febrero, hagan la manifestación en Fiscalía y no en la puerta del hospital», sentenció la directora del hospital de Vera a familiares de la víctima.

«Nuestra  única finalidad de esta manifestación pacífica que se llevó a cabo frente al hospital de Vera,  es terminar con la violencia obstétrica, es obtener justicia, NO solamente en forma personal, sino por todas las víctimas que se vinieron sucediendo en éstos últimos años, en mi caso SE que mi niño NO me lo van a devolver, pero queremos estar seguras que cuando una madre ingrese a sala de partos del hospital de Vera, salga con su bebé en los brazos y NO con su bebé en un cajón de madera.

Resultados de la autopsia

En cuanto a los detalles de los estudios realizados en la autopsia al cuerpo del bebé, dijo que llegaron por lo menos hace dos semanas, «pero cuando llegaron no estábamos en Vera, estábamos en Cañada Ombú y no podíamos acercarnos hasta aquí, porque había llovido mucho y los caminos de piso natural de tierra son intransitables. El fiscal regional, el doctor Rubén Martínez,  le dijo a la abuela de mi marido que podían adelantarnos dos cosas: que el bebé estaba con vida cuando nació, respiró porque tenía los pulmones llenos de aire y que estaba en perfectas condiciones, tenía un desarrollo perfecto, y pesó 4,500 kg».

» En los próximos días tendremos una audiencia con el médico legista para que nos diga el resultado completo de la autopsia», concluyó Thalía Fontana.

 

Compruebe también

Corgniali y Lifschitz junto a las instituciones por el desarrollo del norte santafesino.

Corgniali y Lifschitz junto a las instituciones por el desarrollo del norte santafesino.

Las reuniones se llevaron a cabo en Reconquista y Villa Ocampo, en pos de la …

La doctora Silvia Garro, informó un caso de COVID positivo en Villa Ocampo, el domingo 28 de febrero de 2021.

La doctora Silvia Garro, informó un caso de COVID positivo en Villa Ocampo, el domingo 28 de febrero de 2021.

La directora del hospital zonal de Villa Ocampo, doctora Silvia Garro informó que el domingo …

DEJANOS TU COMENTARIO