Las penurias y padecimientos de los camioneros en estado de pandemia.

Amigo. ¿Qué te puedo decir? El video está muy lindo, pero como le dije recién a otro amigo, que me mandó el mismo video, Del dicho al hecho es muy largo trecho.
Recién estoy entrando a Mendoza. He visto muchos puentes en muchas ciudades y muchos pueblos carteles que dicen: Gracias amigo camionero. Por qué gracias a vos puedo comer.
 Pero sabe cuál es la verdad hermano. ¡Nos cierran las estaciones de servicio! ¡Nos cierran los baños!
Cuando paramos a calentar un poco de agua para hacer una taza de mate cocido Viene la gente y nos hecha.
 Entonces dé qué vale, para qué sirven todos los videos, esas pancartas, esos carteles o golpearse el pecho diciendo gracias camionero. Si después nos tratan como si tuviéramos veneno encima.
 ¿Sabes que lo que tengo cargado en el camión,  en el que yo estoy manejando?
 Tengo 22.000 kilos de arroz. Y mi compañero el que vine atrás tienes 21.600 kilos de aceite. Que llevamos a ciudades que están desabastecidas en donde se están cagando de hambre.
 Entendés? Entonces: 
¿De qué vale un video si después no me dejen mínimamente ir al baño? Porque me echan como un apestoso.
 Perdóname hermano. No te quiero recriminar nada, sé que ese video lo pasaste con la mejor intención y te agradezco. Pero.
 Te comento lo que estoy viviendo. No me lo contó nadie lo estoy viviendo yo. Y así como yo lo están viviendo todos los camioneros a nivel nacional, sea de la empresa que sea. Es una impotencia muy grande la que siento en este momento. 
No sé si dejar que todo el mundo se cague muriendo o que toda la sociedad se cague de hambre. Porque dentro de esa sociedad, dentro de ese mundo a mi familia. Sé que ellos me apoyan y están al tanto de todo lo que me está pasando porque estoy en comunicación permanentemente con ellos, y sé que ellos no piensan como el 98% de la sociedad. 
Pero me gustaría qué esto que te estoy comentando lo publiques y lo pases por todos lados, porque el camionero la está sufriendo.
 Lejos de la familia. Lejos de su casa. Tirado en una ruta. Y además que no te dejan parar a comer, no te dejan parar para ir al baño, no te dejan parar para dormir.
 En la provincia de San Luís, me dijeron, sí quieres parar a dormir, tenes que ir, a una distancia mínima de 10 kilómetros fuera de la ciudad. 
¿Te parece justo eso?; somos seres humanos que también estamos arriesgando nuestras vidas, para abastecer de lo imprescindible a nuestro país, no somos monstruos, ni somos extraterrestres, somos laburantes como cualquiera, con la responsabilidad de laburar sin parar en esta pandemia que está viviendo el mundo.

 7,154 total views,  1 views today

Compruebe también

La policía de Las Toscas detuvo a un hombre que amenazó de muerte a su mujer con una escopeta.

La policía de Las Toscas detuvo a un hombre que amenazó de muerte a su mujer con una escopeta.

Alrededor de las 13;30 horas del sábado 27 de noviembre de 2021, la guardia de …

PEROTTI PARTICIPÓ DE LA INAUGURACIÓN DE LA NUEVA PLANTA INDUSTRIAL DE COLVEN SA, EN GUADALUPE NORTE

PEROTTI PARTICIPÓ DE LA INAUGURACIÓN DE LA NUEVA PLANTA INDUSTRIAL DE COLVEN SA, EN GUADALUPE NORTE

“No hay mejor política social que la creación de un puesto de trabajo”, afirmó el …

DEJANOS TU COMENTARIO