La propuesta de Omar Perotti «para salvar Vicentín sin expropiación» y la importancia de separar urgente al directorio.

 Secretario de justicia de Santa Fe, doctor Gabriel Somaglia.                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                          Alberto Fernández dijo que la apoya, pero que si el juez no la acepta, avanzará con su proyecto de expropiación.

 Enviados por el gobernador Omar Perotti, el ministro de Gobierno Esteban Borgonovo y el secretario de Justicia Gabriel Somaglia, vinieron personalmente a Reconquista en la tarde del jueves 18 de junio de 2020 donde fueron recibidos por el juez civil y comercial Fabián Lorenzini, y le entregaron en manos la Resolución 530  de la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ), que depende de la Secretaria de Justicia del Ministerio de Gobierno de Santa Fe. Ahora el gobierno santafesino hizo público el tenor de la presentación y el presidente de la Nación ya expresó su aceptación.

Alberto Fernández advirtió al juez que «si dice que no a esta opción que presentó Perotti de ir por la vía del concurso, no tengo otro camino más que la expropiación … Espero que el juez nos dé la derecha».

Según la explicación del secretario provincial de Justicia, con esta propuesta santafesina, Vicentín seguiría siendo de Vicentín, pero en la coyuntura del concurso, administrada por tres representantes del Estado: Alejandro Bento; Gabriel Delgado y Luciano Zarich. El primero elegido por el gobernador y los restantes por el presidente.

De las declaraciones del secretario de justicia surge que: Vicentín está bajo investigación por posibles delitos económicos en Argentina, en Paraguay y en Estados Unidos.

Que está comprometido «sin dudas» el interés general y el interés público por la envergadura de Vicentín.

Que la provincia cree necesario salvar la empresa, que continúe trabajando, que pueda responder frente a los empleados, que no haya despidos, que los productores que confiaron en la firma, los bancos y el fisco nacional y provincial puedan cobrar.

Que lo que interesa es «conservar y salvar la actividad de la empresa y este salvataje puede ser con capitales públicos o privados en el marco del concurso controlado por el juez Lorenzini y los síndicos».

Que a esta intervención que propone el gobernador «la autoriza la ley de sociedad, está contemplada en la ley de concursos y quiebras, es una intervención reglada a nivel nacional y provincial, por lo tanto las facultades son naturales, legítimas y propias».

Queremos salvar a la empresa e invertir para que al arrancar fluyan fondos para que todo comience a marchar.

«Obvio que el estado nacional y provincial para invertir quieren administrar los dineros que puedan disponer hasta conseguir el salvataje normal, regular, y hacia eso se encamina».

Refirió a «irregularidades» en la conformación del Grupo Vicentín que tiene casi 100 accionistas y que muchos de ellos incluso desconocen cómo fue la administración.

Que frente a la magnitud de la empresa es necesario darle una salida «y si la vamos a sostener y a salvar, es natural que sea yo quien voy a invertir quien quiera conducirla y administrarla, por eso se propone desplazar la conducción actual por tres administradores».

Deduce que quienes hoy dirigen Vicentín «muy buenos hombres de negocio quizás no hayan sido por cómo está la empresa. Si quieren seguir conduciéndola, yo no les daría un peso. Si voy a invertir, quiero que la conducción sea de quien pone el dinero; y en el tramo de uno, dos o tres años que llevará el concurso, encontrar una salida que puede ser con la incorporación de cooperativas, un banco nacional, capitales mixtos públicos y privados donde la familia Vicentín puede ser parte o no… es hacer camino al andar, pero la provincia debe conducir este proceso, no hay otra forma».

Muy buenos hombres de negocio quizás no hayan sido por cómo está la empresa. Si quieren seguir conduciéndola, yo no les daría un peso.

«Vicentín seguirá siendo propiedad de quienes tengan las acciones de Vicentín, en este caso la familia. Una cosa es la propiedad, otra el gerenciamiento».

La administración de la actividad de Vicentín debe ser llevada adelante por quien hace la inversión, luego se verá si se cambia de manos, acá lo necesario es salvar la empresa.

No descartó la capitalización de la empresa con emisión de nuevas acciones para quienes hagan aportes para salvarla.

A la familia Vicentín no se le compra ninguna acción, se le quita la administración de la empresa.

Quien va a invertir, obviamente va a querer una participación y eso se verá bajo el resguardo del juez del concurso. Acá no va a haber expropiación.

El gobernador propuso al ingeniero químico Alejandro Bento como uno de los tres interventores administradores de la empresa. De autorizar el juez del concurso esta propuesta formal, anticipó Somaglia que sumarían un equipo de contadores, informáticos, especialistas en comercio exterior, entre otros.

Ingeniero químico Alejandro Bento, el hombre del gobernador para administrar la recuperación de Vicentín.

Sobre las empresas offshore detectadas, el secretario de justicia dijo que se está poniendo toda la información en manos de un juez penal que es quien determinará si hubo delito y si hay culpables.

De la prosperidad a la sospechosa caída 

Hasta hace 5 ó 6 años, Vicentín saic era dueña de más de 20 empresas, hoy tiene participación mayoritaria en dos empresas. Puso el ejemplo del Frigorífico Friar donde Vicentín saic tiene solo el 0,4%; el resto es de Vicentín Family Group, sin saber quíenes tienen las acciones de esta offshore porque Uruguay permite acciones al portador; es decir las acciones son de quienes las tienen en sus manos y vaya a saber quiénes las tienen.

Hasta hace 5 ó 6 años, Vicentín saic era dueña de más de 20 empresas, hoy tiene participación mayoritaria en dos.

«Señor juez, me parece que acá existen algunas situaciones que merecen ser investigadas»; y eso pone una alerta, pero la empresa tiene que seguir trabajando para pagar su deuda y a los trabajadores; y para eso hay que administrarla hasta encontrar el día de mañana al conductor final de la empresa.

Señor juez, me parece que acá existen algunas situaciones que merecen ser investigadas.

Por otra parte, desde gobernación informaron por escrito que «la intervención sería conforme a las facultades que la Inspección General de Personas Jurídicas posee en los términos de la Ley Nacional General de Sociedades (N°19.550) y la Ley 6926 de la provincia de Santa Fe»; y que «el concurso de acreedores seguiría su curso y se dejaría de lado la instancia de la expropiación».

Mediante un comunicado, el gobernador señaló que «el presidente tiene especial interés en este camino, en poder tener una alternativa superadora para el rescate de la empresa y que se dé por éste lado. Todas las energías políticas y todos los esfuerzos los vamos a poner en generar empresa con responsabilidad y potenciar el sector agroalimentario argentino. Estamos convencidos de esa potencialidad. Hay que generar confianza en el manejo, hay que reunir a todos los acreedores y trabajar con ellos», puntualizó Perotti.

Entre los fundamentos de la propuesta entrega al juez del concurso, se consideró «la profusión de actividades empresarias que realiza la concursada, su incidencia en el mercado interno y -especialmente- como exportadora exteriorizan su magnitud y consiguiente influencia en la economía de la provincia y de la Nación; no limitándose a lo económico  sino que tiene derivaciones laborales, sociales y hasta demográficas en casi todo el perímetro nacional, pero en especial en nuestra región. Es por ello que la provincia de Santa Fe, en consonancia con la Nación, tiene expreso interés en buscar la alternativa más eficiente para alcanzar la continuidad de Vicentín s.a. en tutela no solo del fin natural de su empresa, sino además en resguardo del bien común, por ello procura su salvataje mediante la reformulación de un nuevo camino regular».

 

Contenido de la presentación al juez 

Allí se puede leer en qué sustenta el gobierno de Santa Fe su pedido de intervención:

  1. La Inspección General de Personas Jurídicas, cuenta con atribuciones para solicitar la intervención judicial, conferidas por la ley de fondo. 
  2. Vicentín saic explota un importante número de empresas en la Provincia de Santa Fe; su actividad está ligada al desarrollo regional, más allá de la extensión del volumen de sus negocios y establecimientos nacionales e internacionales que más adelante se mencionan.
  3. El análisis liminar de la conformación del activo y el pasivo que denuncia indica que para evitar -a través de la solución concursal- la liquidación, resulta imprescindible contar con el flujo de fondos que genere su giro empresario.
  4. Esa obtención de recursos está directamente ligada a la función de administración societaria, que es la de gestión.
  5. Gran parte de sus acreedores son productores agropecuarios y proveedores de bienes y servicios con radicación en la Provincia de Santa Fe, cuya suerte también está comprometida. 
  6. Existe un entramado societario que requiere control.
  7. Los actuales integrantes del directorio no resultan idóneos para conducir la compleja situación.
  8. El interés público que fundamenta ese cometido está presente de modo evidente y con múltiples manifestaciones: aspectos societarios propiamente dichos pero también productivos, laborales, sociales, demográficos y ambientales, entre otros a los que más adelante se hace mención. 
  9. El Decreto 522/2020 del Poder Ejecutivo Nacional tiene una vigencia temporal muy breve, que no permite la adecuada protección de los intereses en juego.

Además el escrito le señala al juez Lorenzini que «las sociedades por acciones están sujetas a fiscalización estatal, de conformidad con lo dispuesto por los artículos 299 y siguientes de la ley general de sociedades 19.550».

El artículo 301 atribuye a la autoridad de contralor el ejercicio de funciones de vigilancia cuando lo considere necesario, según resolución fundada, en resguardo del interés público. 

El artículo 303 legitima a la Inspección General de Personas Jurídicas a requerir al juez del domicilio de la sociedad la intervención de su administración -entre otros supuestos- en el caso previsto en el referido artículo 301 inciso 2°.

Estas atribuciones se tienen aún en el caso de las sociedades no incluidas en el elenco del artículo 299, o sea los supuestos de la llamada fiscalización estatal limitada.

Con más razón aún están presentes cuando la sociedad está incluida en alguno de los supuestos allí enunciados, en los cuales la ley impone -además- el control de funcionamiento, disolución y liquidación. 

En el caso de Vicentín S.A.I.C., está incluida en el artículo 299 inciso 2° en razón de la cuantía de su capital social. 

Desde el punto de vista territorial y en virtud del domicilio social, esa fiscalización corresponde a la Inspección General de Personas Jurídicas (IGPJ), que depende de la Secretaria de Justicia del Ministerio de Gobierno de la provincia de Santa Fe.

 

Además desde el gobierno provincial le señalan al juez Lorenzini  «la razonabilidad» de que el órgano legal de control actúe en este caso frente a la complejidad de la situación «y el posible perjuicio al interés general».

Que el objetivo es contribuir desde el Estado a la conservación de la empresa, por su estrecha relación con el bienestar general.

Le aclaran al magistrado que esta intervención que propone la provincia «constituye un aporte estatal a la institución, un remedio para la preservación de la persona jurídica y no una sanción».

Señalan la importancia económica y social de Vicentín saic.

La magnitud de la empresa.

El activo denunciado por la concursada, cercano a 100.000 millones de pesos.

Las actividades industriales que realiza.

La actividad industrial aceitera con una capacidad de molienda total cercana a las 300.000 toneladas anuales.

La explotación de una planta procesadora de lecitina.

El desarrollo de su propia terminal de embarque en el puerto de San Lorenzo, para enviar su producción al exterior.

La producción de biodiesel.

La producción de bioetanol.

La refinación de glicerina.

Todo ello con un importante volumen de exportaciones y la consiguiente influencia en la balanza comercial del país.

La generación de miles de empleos que a su vez significa más trabajo para otros ya que los dependientes consumen bienes y servicios dentro de las localidades en las que habitan.

Remarcan que las empresas en riesgo influyen notablemente en la vida económica de la Nación, y su funcionamiento adecuado alcanza tal importancia social que trasciende el mero interés predominante de los particulares.

 

Información sobre Vicentín saic: 

Según la Inspección General de Personas Jurídicas de la Provincia, Vicentín saic denuncia 2.638 acreedores de los cuales casi 1.900 de ellos tiene su origen en la provisión de granos. Se trata de acreedores quirografarios, con lo que sus expectativas de cobro están directamente relacionadas con la continuidad de la actividad productiva y la consecuente generación de fondos para hacer frente a esas deudas, que -siempre según la denuncia de la concursada- ascienden a una cantidad que supera los 25.000 millones de pesos. 

Aparte de ellos, más de 500 acreedores denunciados son proveedores de bienes y servicios, por un valor superior a los 2.000 millones de pesos.

Cabe sumar la abultada deuda financiera, con numerosos bancos del país y extranjeros por una cifra cercana a los 64.000 millones de pesos.

Al Fisco le adeudarían más de 1.500 millones (Nación, Provincia y municipios).

Culmina la nómina presentada con casi 6.000 millones de pesos que se dicen adeudados a accionistas y a sociedades con vínculo de control, una de ellas extranjera, lo que para la provincia «merece un examen más exhaustivo».

Suman casi 100.000 millones de pesos; y según Vicentín saic, suma valores similares entre activo y pasivo.

Un tercio del activo corresponde a créditos, otro a bienes de uso -que en su mayoría se dicen tasados a valor de realización- y el restante a participaciones societarias, lo que también advierten al juez que «merece particular atención».

El futuro de la empresa no está en el capital que tiene sino en conseguir flujo de fondos mediante la continuidad de sus actividades como para poder cumplir con sus acreedores, quienes a su vez contribuyen con el desarrollo de la provincia.

 

Después de 90 años Vicentín se quedó sin genios. 

Imposible esperar con la empresa en manos de los actuales directores 

El gobierno de Santa Fe quiere hacerle ver al juez Lorenzini que teniendo en cuenta que el proceso concursal se encuentra en una fase inicial y que demandará muchísimo tiempo por su complejidad y que es necesario generar los recursos que hacen a su subsistencia, eso no será posible si la empresa sigue en manos del actual directorio; pues «los administradores actuales han demostrado no estar a la altura de las circunstancias, lo que sustenta este pedido». 

 

Sostienen que Vicentín no dice todo lo que tienen 

En la presentación al juez Lorenzini, la provincia señala que Vicentín S.A.I.C. es un grupo conformado por más de 20 sociedades empresas que controla directa o indirectamente a través de sociedades uruguayas y que ni siquiera menciona en el expediente de su concurso y que explotan al menos ocho actividades industriales distintas, con elevado volumen de producción y exportación.

Actividad algodonera y frigorífica. 

Cereales y oleaginosas.

Producción de biodiesel.

Desmotadoras Hilandería y Tejeduría: Esta actividad ni siquiera está denunciada, se dice titular del 3% de Algodonera Avellaneda s.a.. Sin embargo, Vicentín se presenta como número uno en la industria desmotadora de algodón del país y titular de cinco plantas (una en Brasil). Menciona también que fabrica hilados, tejidos, pañales, etc. y ser titular de la conocida marca de algodón y pañales «Estrella».

Biodiesel.

Jugo concentrado de uva. Se atribuye, a través de Enav s.a. -en la que es titular de apenas el 5% del capital- producir en una planta ubicada en San Juan jugo concentrado de uva, bitartratos, borras y orujo de uva que dice exportar en su totalidad.

Feed Lot. Esta actividad también omite. Su escrito menciona que produce elementos destinados a la alimentación de ganado. Pero no expresa, como lo hace en el enlace, que es titular de «Los Corrales de Nicanor», que la sociedad califica como uno de los establecimientos más importantes de la Argentina. Aparentemente es de titularidad de Friar S.A. y le provee la mitad de la materia prima.

Vinos. Dice ser productor y exportador. https://vicentinfamilywines.com.ar/vicentin_world

Allí aparecen seis viñedos y la información de que se exporta vino a más de media docena de países. En la parte relativa a su historia (https://vicentinfamilywines.com.ar/history.php) expresa que es “un emprendimiento del Grupo Vicentín” y que en diciembre de 2016 la familia adquirió el 100% de Bodegas Sottano, contando con más de 60 etiquetas.

La pestaña https://vicentinfamilywines.com.ar/wines muestra las etiquetas -algunas realmente curiosas- entre las cuales hay cuatro que contienen el nombre “Vicentín”.

En el detalle de participaciones presentado en el concurso dice ser titular sólo del 5% de Sottano s.a.

Acopio y exportación de miel. Antes de comenzar a hablar de la miel, dice: “Vicentín continúa creciendo e incursionando en nuevos rubros (confección textil, agroquímicos, vinos, miel y de insumos farmacéuticos) con el claro objetivo de ser protagonista relevante en cada uno de ellos». Dice que “a fines de 2002 Vicentín saic ingresó en el mercado de la miel por intermedio de su asociada Promiel S.R.L.”, que tiene una planta en Romang y que exporta toda su producción. 

Nada de esto es mencionado en su auto-descripción.

Frigorífico: la página no enlaza con Friar s.a., pese a que en el inicio dice desarrollar actividad frigorífica. Sólo en esta sociedad hay 1.500 trabajadores, según lo expresa su página web. 

 

El verdadero centro de control de Vicentín ahora está en Uruguay mediante empresas offshore 

Para la provincia, es evidente que también Vicentín controla Friar. ¿Cómo?. Mediante una de las varias sociedades offshore que crearon: Vicentín Family Group, Vicentín Paraguay, Vicentín Europa, Vicentín Brasil, etc.

En cuanto a las locales, controla Diferol s.a., que tiene objeto financiero y de inversión y Oleaginosa San Lorenzo s.a., que el escrito de petición de apertura menciona como aquella a través de la cual opera importantes volúmenes en el sur de la Provincia.

No se menciona a Vicentín Desarrollos S.A., una sociedad de reciente constitución en la que participan Oleaginosa San Lorenzo S.A. y Sir Cotton S.A., por mitades. 

Pero hay un dato que no surge de allí que resulta relevante: parece controlar muchas más sociedades en las que en apariencia aparece como socia minoritaria; y en la presentación al juez, entregan indicios, como la simultaneidad de adquisiciones.

En la Inspección de Personas Jurídicas de la Provincia se han registrado como sociedades extranjeras a los efectos del artículo 123 de la ley de sociedades tres entes denominados Vicentín Familia Grupo, V.F.G. Inversiones y Actividades Especiales S.A. e Industria Agroalimentaria Latam S.A.

De la documentación aportada por las propias sociedades surge que:

– Las tres se habían constituido con otro nombre, por ciudadanos uruguayos y con capital mínimo.

– A las tres se les modificó la denominación.

–  A las tres se les incrementó el capital, multiplicándolo por diez. 

– En las tres la publicación del edicto sobre cambio de denominación y aumento de capital se hizo el mismo día: 23 de julio de 2014.

– En las tres se designó como directores a personas que también integran el directorio de Vicentín S.A.I.C.

– Las tres compraron al mismo tiempo a Vicentín S.A.I.C. los paquetes accionarios de las distintas sociedades que antes controlaba.

La relación entre esas sociedades:

Vicentín Family Group controla a V.F.G.

V.F.G. -controlada por Vicentín Family Group- controla a Latam.

VFG, a su vez, es titular del 97% de las acciones de Algodonera Avellaneda S.A., en la que Vicentín S.A. detenta sólo el 3%. 

La relación de esas sociedades con las demás mencionadas, en las que Vicentín S.A. conserva participaciones de muy bajo porcentaje es la siguiente:

VFG es titular del 50% de las acciones de Friar S.A., en la que Vicentín S.A. participa con apenas un 0,39%. Sumado al 50% referido, exterioriza control.

Latam controla a Sir Cotton S.A. -agropecuaria y algodonera- con el 97%, siendo Vicentín S.A. titular del 3% restante.

Sir Cotton S.A., a su vez es socia por mitades con Vicentín S.A.I.C. en la sociedad llamada Renopack S.A. 

En cuanto a Renova -productora de biocombustible- la hoy concursada denuncia una participación del 33%. Pero Vicentín Paraguay es titular de un 50%. Como Vicentín Paraguay está controlada por Vicentín S.A.I.C., ésta detenta el control por la suma de su participación y la de la controlada. 

Denuncia también participaciones minoritarias en otras sociedades no constituidas en la Provincia, como Enav y Sottano (mosto de uva y bodega, respectivamente). Se ignora quién las controla, porque no se cuenta con legajo de las mismas, ya que no tienen domicilio en la Provincia. Pero del análisis de la página web antes realizado surge que Vicentín S.A.I.C. las considera suyas.

En Juviar S.A. (antes llamada Gin Cotton) denuncia una participación del 3%. Pero Enav (mosto) tiene el 47% y F&V Invest el 50% restante. Sobre esta última no se cuenta con información.

No denuncia a Tastil, una sociedad constituida en Uruguay, en la que en los legajos de este organismo aparece como titular del 100%. Se ignora si esta participación se mantiene.

Es probable que a esta altura el Tribunal haya perdido la posibilidad de seguir la trama, cuya explicación resulta imprescindible para la síntesis contenida en los dos párrafos siguientes:

– Vicentín Family Group controla a las sociedades que hasta hace cinco años controlaba Vicentín S.A.I.CA. 

– Es verosímil que esa sociedad uruguaya -cabeza del grupo- esté conformada por los socios de Vicentín S.A., aunque esto no puede afirmarse con certeza en este momento. Pero la trascendencia de la cuestión amerita averiguarlo.

– La integración de los directorios: Al respecto la presentación que la provincia hizo en la tarde del jueves 18 de junio de 2020 ante el juez civil y comercial de Reconquista, señala:

Que Daniel Néstor Buyatti (presidente de Vicentín S.A.I.C. integra también los directorios de las sociedades Buyanor, Sir Cotton, Renova, Emulgrain y Biogas Avellaneda.

Sergio Nardelli y Máximo Javier Padoan integran el directorio de Vicentín S.A. y también los de Buyanor, Sir Cotton y Renova. 

Cristian Andrés Padoan, además de integrar el directorio de Vicentín S.A.I.C., integra los de Sir Cotton y Emulgrain.

Frente a este cúmulo de certezas y sospechas, el gobierno de Santa Fe le dijo al juez Lorenzini que es necesario desplazar por vía de intervención al directorio de Vicentín saic para que una gestión empresaria «adecuada, eficiente y austera permita generar recursos para lograr un acuerdo preventivo»; pero los 60 días de intervencion que dispone el DNU es insuficiente.

En el escrito le dicen al juez que «es claro» que el directorio de Vicentín «no está a la altura de las circunstancias para este cometido. Son quienes la condujeron durante el tiempo en que llegó al estado de cesación de pagos que motivó la apertura del concurso y que afecta el interés público. A ello cabe agregar que la sociedad se encuentra sospechada de haber cometido delitos durante su gestión. Y también varios de ellos están siendo investigados y existen varias denuncias en tal sentido», a saber:

En la República Argentina, la causa 268/20, caratulada “Sandleris Guido y otros s/ defraudación”, del Registro de la Secretaria N° 20 del Juzgado Federal N°10, Fiscalía Criminal y Correccional Federal N°11. En ella la Unidad de Información Financiera de la República Argentina se presentó pidiendo ser tenida como querellante fundándose en que: “Existen indicios que nos permiten sostener que Vicentín no solo habría simulado su estado de cesación de pago sino que, a su vez, habría utilizado su estructura en el exterior y/o la de Glencore para remitir sus ganancias al extranjero”.

En la República de Paraguay existe una causa caratulada como Denuncia 370/20 de Mariano Moyano contra Vicentín Paraguay S.A. -controlada por la concursada mediante la titularidad de un 97% del capital, según ella misma indica- por ante la Fiscal Adjunta en Delitos Económicos y Lavado de Activos Soledad Machuca. 

En Estados Unidos tramita el Case Nº 20-mc-89, Sección 1.782 Título 28 del Código de los Estados Unidos, proceso de asistencia con el fin de obtener evidencia de maniobras y existencia de activos (Discovery) fuera del territorio estadounidense, promovido por Coöperatieve Rabobank U.A.; Credit Agricole Corporate and Investment Bank; ING Bank N.V.; the International Finance Corporation; Natixis, New York Branch; and Nederlandse Financierings Maatschappij Voor Ontwikkelingslanden N.V., contra Vicentín S.A.I.C.

Frente a este panorama, le dicen al juez Lorenzini que «la gravedad de la situación no permite esperar el resultado para actuar. El peligro en la demora es evidente, porque está en juego la continuidad de la empresa, con ella, la suerte de muchos: acreedores, trabajadores, productores regionales, cooperativas, entre otros».

Le recuerdan que una administración societaria requiere, conforme al artículo 59 de la ley 19.550, lealtad y la diligencia de un buen hombre de negocios. Esto es, «no sólo una conducta honesta que priorice los intereses de la sociedad sobre cualquier otro, sino también talento para conducir el giro empresario. El recaudo de probidad es condición necesaria, pero no suficiente. Además hay que administrar con idoneidad para buscar el resultado económico».

También le recuerdan al magistrado reconquistense que -como enseña el Profesor Héctor Alegría-, «derecho y economía constituyen un camino de doble vía, que tienen en común como elemento valorativo esencial la contemplación de la dignidad del hombre».

El juez civil y comercial de Reconquista, Fabián Lorenzini, ahora debe decidir si el concurso de acreedores sigue con el directorio de Vicentín saic, al que repuso el viernes sacando a la intervención a la que le asignó el rol de veedor; o si da lugar al pedido de intervención que propone el gobernador de Santa Fe, con tres hombres.

 

Compruebe también

Sergio Aladio y los integrantes de la comisión directiva de camioneros santafesinos, se reunieron en Reconquista.

Sergio Aladio y los integrantes de la comisión directiva de camioneros santafesinos, se reunieron en Reconquista.

“El objetivo de la comisión directiva de los camioneros de la provincia de Santa Fe, …

Qué significa «mamá luchona»

Qué significa «mamá luchona»

La pelea que comenzó en el chat de mamis y que terminó con un hombre …

DEJANOS TU COMENTARIO