Inicio / DEPORTES / La alegría de un jugador tosquense que desde hace dos años y medio milita en River Plate.

La alegría de un jugador tosquense que desde hace dos años y medio milita en River Plate.

Lisandro Josemir Bajú de 14 años de edad, hace dos años y medio que está militando en las inferiores del Club atlético River Plate de la capital federal, nació en Las Toscas, norte del departamento General Obligado, provincia de Santa Fe; su inicio futbolístico fue con la camiseta del Tiro Federal Argentino de dicha ciudad y luego continuó en el equipo de Banfield Kids; estando en dicha institución, participaron de un torneo interprovincial de fútbol infantil en la ciudad de Calchaquí, llegando a la final y ganando la competencia.
Cuando termina la competencia, vio a su madre que lo acompañaba, que estaba llorando, le preguntó que le pasaba?, ella lo abrazó fuerte y le dijo: ‘Hay un señor de River que estaba mirando los partidos y me dijo que le interesa mucho que vayas a probar en Buenos Aires, aquí está el teléfono, la semana que viene tenemos que llamar’; así fue que llamamos, coordinamos fecha, fuimos con mi papá, me probaron, estuve una semana, volvimos y a los pocos días, le llamaron a mi viejo, diciéndole que había a probado, si estábamos decidido teníamos que viajar e incorporarme a las inferiores del club.
‘Fue así que viajamos con papá, me incorporé a la prenovena, acababa de cumplir 12 años, y el técnico siempre respetó el puesto donde yo me sentía más cómodo, marcador de punta por la izquierda, juego de número tres y mi gran ídolo es Milton Casco, siempre admiré su fuerza, su velocidad, su visión para desempeñarse dentro de la cancha, lo considero el mejor marcador de punta de la Argentina; además en River hay muchos referentes e ídolos de todos los tiempos’.
‘De la prenovena, pasé a la novena, ahora estoy en la octava y me va muy bien, en la semifinales del año pasado, tuve la suerte de pegarle una bolea de media distancia, jugando contra Boca Juniors y la pelota ingresó en el ángulo, en ese momento, me pareció una jugada más de la habituales en un encuentro de fútbol, pero cuando terminó el primer tiempo y todos mis compañeros me felicitaban por el gol;  me comencé a emocionar, y mucho más, cuando en un entrenamiento saludé a Gallardo,  me miró y me dijo; Qué golazo que hiciste pibe; esa noche no pude dormir de la emoción, por mi cabeza pasaban un montón de cosas, pero bueno la vida continúa y seguimos entrenando todos los días, para aprender y mejorar’.
‘En la pensión del club, hay algo más de 60 chicos, que va de 08 a 17 años, yo comparto la habitación con dos compañeros de mi categoría, el número diez, que es el capitán del equipo y el número uno, el arquero, ambos son de la provincia de Buenos Aires, pero hay chicos de todo el país; allí entrenamos durante la mañana, a la tarde cursamos los estudios, en mi caso, voy a segundo año de la secundaria y me va bien, porque me exijo para poder aprobar todas las meterías, pero además, tenemos charlas diarias con el psicólogo del club, que nos aconseja, nos enseña, ya que hay chicos que son de lugares muy distantes y únicamente pueden viajar a sus lugares de origen en fechas especiales, como el día del padre, el día de la madre, semana santa, en cambio los que vivimos en la zona de Buenos Aires, salimos todos los sábados a la tarde después del partido y regresamos los domingos a la noche’.
‘Yo tengo la suerte que mi familia siempre me acompañó, los primeros seis meses estuvimos con mi papá solamente, luego ya fueron mi mamá y mi hermanita de diez años, ahora estamos todos juntos, ellos trabajan, están siempre conmigo, yo a ellos les debo todo y no le voy a fallar, también agradezco a mi abuelo Celso que siempre me acompañó,  en la final del año pasado, estuvimos jugando, por levanto mi cabeza, miro a la tribuna y veo a mi abuelo, no sabés la emoción que eso me produce; amo a mi familia y le estaré eternamente agradecido’.
‘Ahora hace un mes que estoy aquí en Las Toscas, desde que decretaron la cuarentena, estábamos concentrados,  teníamos que jugar el sábado a la tarde, se suspendieron todos los eventos deportivos y nos mandaron a cada uno a su domicilio, ahora entreno todos los días, pero como el espacio es pequeño, hago trabajo de fuerza nada más, necesito un espacio más grande para hacer táctica y entrenamiento aeróbico, de todas maneras, tenemos contacto a través de WhatsApp, con el técnico  de nuestra división que es Jorge ‘Tapón’ Gordillo, una excelente persona, quien fuera un señor jugador, nos enseña mucho,  cómo debe ser un jugador dentro y fuera de la cancha, nos facilita todas las herramientas para que seamos por sobre todas las cosas, ‘buenas personas’, y si salimos buenos jugadores, es mucho mejor, nos dice Él’.
‘Yo tengo muchos sueños, quiero algún día jugar en primera, ir creciendo como jugador en mi puesto y jugar en la selección, en fin,  sueños como creo, deben soñar todos los chicos, adolescentes, los jóvenes,   hasta ahora, gracias a Dios se vienen cumpliendo todos mis metas, mis objetivos, tengo que ir paso a paso; escalón por escalón y a los chicos y jóvenes que están escuchando, les digo que sigan soñando, que aspiren a crecer con esfuerzo, con sacrificios, de otra forma no se logra nada; lo demás; DIOS dirá’, finalizó diciendo Lisandro Bajú en una entrevista radial concedida  a una FM de Las Toscas en la tarde del martes 14 de abril de 2.020.

 10,714 total views,  3 views today

Compruebe también

Una señora de 29 años de Florencia, detenida por apuñalar a su esposo de 42 años, le perforó un pulmón.

Independiente empató sin goles con Central Córdoba en Avellaneda

El resultado clasificó automáticamente a Colón de Santa Fe, líder de la zona con 10 …

DEJANOS TU COMENTARIO