«Juntos por el Cambio perdió todo tipo de límites», dijo el diputado Leandro Busatto.

El jefe del bloque del PJ en la Cámara de Diputados dijo que la judicialización de las clases presenciales es «una canallada»

Para el jefe del bloque del PJ en la Cámara de Diputados, Leandro Busatto, la judicialización de las clases presenciales por parte de Juntos por el Cambio es “una canallada”. El dirigente de La Corriente señala que un sector del Frente Progresista no entiende “qué rol le toca ocupar en el espectro político santafesino”, advierte que ningún sector del peronismo está en condiciones de excluir a otro y considera que Máximo Kirchner “es el dirigente que está llamado a conducir generacionalmente al peronismo”.

—Empiezo por el discurso del sábado del gobernador ante la Asamblea Legislativa. ¿Fue un relanzamiento de la gestión de Perotti?

—Más que un relanzamiento de gestión, lo que hubo fue la reinauguración de una etapa política. Tuvimos un primer momento, signado por la pandemia y por una situación de mucha tensión con la oposición. La pandemia continúa, pero estamos intentando redefinir la relación con la oposición en función de los intereses superiores de los santafesinos y las santafesinas. Hay que hacer primar las coincidencias.

Recorrimos el hospital militar reubicable del Ejército, emplazado en el Liceo Gral. Belgrano. Un trabajo en conjunto del presidente,  el ministro de defensa y el gobernador santafesino para ampliar la capacidad sanitaria de Santa Fe.

—¿Las críticas de la oposición al discurso marcan un retroceso del diálogo que intentan construir?

—Hay un sector de la oposición que hagas lo que hagas y digas lo que digas no está dispuesto a entender qué rol le toca ocupar en el espectro político santafesino. Es una oposición que tiende a cerrarse sobre sí misma y a desconocer las exigencias que la sociedad está teniendo para con la política. Esto la lleva a tomar una posición extremadamente dura, apostando al rédito electoral en lugar del bien común. Hay que terminar con la idea de que para tener una oportunidad como opositor tenés que manejarte con dureza con el que está gobernando. Esa es una mirada arcaica de la política; mucho más en esta época, que exige grandes acuerdos que redunden en beneficios para la sociedad.

—¿Ve al Frente Progresista en la misma actitud que Juntos por el Cambio a nivel nacional?

—No, creo que el Frente Progresista tiene matices: hay dirigentes más endurecidos, que tienden a buscar acuerdos con Juntos por el Cambio, que se sienten más cómodos con la derecha que con el campo nacional y popular. Después hay sectores que tienen más conciencia de lo que está sucediendo y tratan a partir de su experiencia propia en la gestión de tener una mirada más conciliadora sobre determinados temas.

—En estas horas las clases presenciales están en el centro del debate, ¿Cómo analiza la judicialización que impulsa el PRO?

—Es una canallada, un acto impropio de la hora histórica que estamos viviendo. Hay que decir las cosas como son: algunos sectores de la política, sobre todo los vinculados a Juntos por el Cambio, han perdido todo tipo de límites, producto probablemente de su resentimiento por el fracaso que han tenido como gestión. Es muy difícil que la sociedad argentina no te dé una segunda oportunidad, y no se la dieron porque hicieron demasiado mal las cosas. Esa frustración ha llevado a que la derecha argentina perdiera todo tipo de prurito de convivencia democrática. Están tratando de afianzar su núcleo duro sobre la base de dinamitar el sistema de convivencia democrática en la Argentina.

—¿Cómo ve al peronismo provincial y nacional de cara a las próximas elecciones?

—El peronismo tiene un solo camino, que es la unidad. Esa unidad tiene que basarse en el reforzamiento de una coalición de gobierno en la provincia y en la Argentina, que busca articular posiciones parecidas y diferentes sobre algunos temas, pero con un mismo rumbo. El peronismo tiene que salir claramente hacia adelante, ser muy sensibles con lo que está pasando en la calle y esbozar una propuesta política que nos permita ganar las elecciones de medio término.

—El peronismo santafesino atraviesa un período de tensión interna, ¿La unidad incluye a todos?

—No creo en la unidad con beneficios de inventario, creo en la unidad sobre la construcción de ideas comunes. Nadie está en condiciones de erigirse sobre todos sectores para definir quién sí está y quién no. Tenemos que poner en común un conjunto de principios y después definir una cantidad de nombres que permitan plasmar estas ideas en listas, que además tienen un peso coyuntural y relativo: hoy es candidato uno, y mañana otro.

—¿Lo ve a Agustín Rossi de candidato?

—Lo he hablado con él: en principio me ha manifestado que no tiene vocación de serlo en esta etapa, pero no me imagino la política santafesina sin Agustín Rossi como uno de sus protagonistas. Es un dirigente que le agrega muchísimo valor a nuestro espacio, ya no a La Corriente o el kirchnerismo. Si fuera candidato para nosotros sería una gran noticia, pero insisto: el peronismo tiene que estar más preocupado por lo que expresa que por los nombres propios.

 

Compruebe también

Presentan un proyecto de Ley para la prevención y sanción de la violencia digital.

Presentan un proyecto de Ley para la prevención y sanción de la violencia digital.

Lo impulsa el Gobierno provincial. El acto, que se desarrolló en la Legislatura provincial, contó …

La ruta del olvido, Cañada Ombú, un pueblo aislado por el barro, por la desidia, por la inacción de funcionarios corruptos y un senador incapaz.

La ruta del olvido, Cañada Ombú, un pueblo aislado por el barro, por la desidia, por la inacción de funcionarios corruptos y un senador incapaz.

La lluvia o llovizna intermitente registrada en los distritos de Cañada Ombú y Los Amores, …

DEJANOS TU COMENTARIO