Inicio / ECONOMIA / Guillermo Whpei: “Tenemos la obligación de poner el hombro para reconstruir el tejido social”

Guillermo Whpei: “Tenemos la obligación de poner el hombro para reconstruir el tejido social”

El empresario rosarino Guillermo Whpei le expresó al diputado nacional Marcos Cleri su acuerdo con la aplicación de un tributo a las grandes fortunas y le pidió que en el proyecto de ley para su creación se establezca que los fondos recaudados se destinen específicamente al desarrollo científico del país.

 “Aquellos que tenemos un patrimonio significativo, por arriba de la media de la sociedad, tenemos la obligación ética y moral de poner el hombro en un momento de crisis excepcional”, sostuvo Whpei, para convocar luego a “recomponer los puentes entre lo público y lo privado y reconstruir el tejido social que ponga a la Argentina de pie”.
El encuentro -vía plataforma virtual- entre el legislador nacional santafesino del Frente de Todos y Whpei, se sumó a los que mantuviera hace unos días el titular de la bancada oficialista de la Cámara de Diputados de la Nación, Máximo Kirchner, con otros empresarios como Marcelo Mindlin y Jorge Brito.

 Y el saldo fue un apoyo muy valorado por Marcos Cleri, tanto por provenir de un contribuyente que sería alcanzado por el tributo, como por el hecho de no tratarse de una mera expresión de respaldo.

 “Le planteé a Marcos que si el Estado fija una agenda de inversión a partir de este impuesto, nosotros, y seguramente muchos más, podemos acompañar tales acciones dándole visibilidad a ese desarrollo, con diversas herramientas que permitan que la sociedad sepa en qué se invierten sus impuestos y cómo se va a beneficiar el conjunto.

Muchos sienten que el Estado recauda y gasta ineficientemente. Esto le hace mal al Estado y a la comunidad, recomponer esos puentes es necesario y la información y la articulación entre lo público y lo privado es urgente”, remarcó Whpei, impulsor de la Fundación para la Democracia y reconocido por su compromiso con la cultura y la defensa de los derechos humanos.
“Que esto no sea solamente la discusión de un impuesto, tiene que enmarcarse en la discusión sobre qué país queremos y cómo lo construimos”, señaló. Y abogó porque lo recaudado cumpla las definiciones propias de un impuesto de asignación específica, orientado principalmente a solventar desarrollo científico en el país. En este sentido, destacó, con asombro, “con qué poco dinero se han desarrollado algunas soluciones científicas en el marco de la pandemia”.


“Algunos datos son reveladores. Por ejemplo, los desarrollos de los tests para detección de coronavirus -donde el Estado fue parte- se hicieron con una inversión que no superó los 30 millones de pesos, mientras que la pérdida de inversión en el sistema científico del país alcanzó a unos 50 mil millones de pesos durante los últimos años. Entonces, cuando veo que el impuesto que se plantea recaudaría entre 150 y 200 mil millones de pesos, entiendo que no sólo es importante recaudar sino fijar los proyectos, los objetivos en lo que se va a invertir”, añadió Whpei.

“Que haya un plan y una estrategia detrás de los impuestos es vital para desarrollar un modelo de país y de sociedad que nos incluya a todos. No puede ser que en Argentina, dónde está probado que sobra potencialidad humana y técnica para ser la vanguardia en muchas áreas de la ciencia y la tecnología, tengamos un cuello de botella de desarrollo y una fuga de capital humano porque no hay plata”, insistió el empresario rosarino.


“El problema es cuando se instala, con algo de razón, que cada nuevo impuesto sigue fondeando un Estado “bobo” mientras gran parte de la sociedad no es atendida ni comprendida en ningún proyecto de desarrollo ni en ninguna esperanza de mejor país”, contrastó luego.

 Y recordó que “las clases medias urbanas y los pequeños productores de la ruralidad son el músculo del país, hoy atenazado por el empobrecimiento feroz en los últimos años y el parate que provoca la pandemia. que les está dando el golpe de gracia. Creo fervientemente que cualquier discusión que haga al desarrollo debe darse de cara a esta gente.

 Si le contamos a la sociedad que aquellos que van a tributar lo hacen para la investigación que beneficie a todos -hoy puede ser una vacuna, mañana pueden ser tecnologías que ayuden a un desarrollo equitativo, potencien los recursos naturales y generen más riqueza- estamos al mismo tiempo fortaleciendo los ideales de un Estado articulador del desarrollo y distribuidor de los recursos de la sociedad en función de una comunidad más igualitaria, donde todos tengamos garantizados el mismo punto de partida”, sostuvo Guillermo Whpei.

Compruebe también

Tras la suba de las tasas de interés, los plazos fijos superaron los 2 billones de pesos

La cantidad de depósitos de ahorristas aumentaron 20% en los últimos dos meses. El rendimiento …

El oficialismo avanzó en el Senado con la revisión del traslado de jueces pese a la orden judicial

La magistrada Biotti había firmado una cautelar para evitar que se trataran los pliegos de …

Dejanos tu comentario