Inicio / ECONOMIA / El juez Federal Aldo Alurralde, procesó con prisión preventiva a seis narcotraficantes de Reconquista.

El juez Federal Aldo Alurralde, procesó con prisión preventiva a seis narcotraficantes de Reconquista.

El juez federal de Reconquista,  procesó y dictó prisión preventiva a Francisco Goy, DNI Nº 39.859.427; Danilo Nahuel Leiva, DNI Nº 42.328.564; Ezequiel Gustavo Flama, DNI Nº 37.331.400; Florencia Naiara Fernández, DNI Nº 37.209.230; Federico Nicolás Martínez, DNI Nº 33.500.309; y Martín Miguel Quintana, DNI Nº 37.209.099, por encontrarlos autores penalmente responsables del delito previsto en el art. 5° inc. c) con la agravante del art. 11 inc. c) de la Ley 23.737, eso es tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por la participación de tres o más personas organizadas para cometerlo, que tiene una pena posible de 6 a 15 años de prisión. Todos están presos desde que se realizaron los allanamientos en sus domicilios, el 24 de julio de 2020.

Asimismo, el magistrado dispuso trabar embargo sobre los bienes libres de hasta cubrir la suma de doscientos mil pesos ($200.000.-) sobre cada uno de ellos, formándose a tal efecto el pertinente incidente de ley.

En su resolución, el juez sostiene que se trata de una organización dedicada al narcomenudeo donde cada uno de ellos tenía una función específica, aunque no rígida, habida cuenta de la adaptación que realizaban de acuerdo a las necesidades de conseguir material estupefaciente (buscarlo, traerlo, encargarlo, etc.) y las distintas etapas de la distribución, procurando que ninguno de los integrantes se quede sin material estupefaciente para la comercialización; y a la vez, «que no posean grandes cantidades para evitar ser interceptados o bien lograr alguna coartada si fueran sorprendidos», «todo lo cual hemos verificado en autos, dada la cantidad de material estupefaciente incautada en cada domicilio allanado, y las manifestaciones por ellos vertidas al momento de brindar declaración indagatoria, lo cual evidencia una verdadera organización narcocriminal».

Más detalles del procesamiento dictado por el juez de primera instancia. 

 

MARTIN MIGUEL QUINTANA

Se tuvo por acreditado que Martin Miguel Quintana se abastecía de material estupefaciente para su posterior comercialización de proveedores cordobeses. De las intervenciones telefónicas dispuesta se supo que los proveedores cordobeses por la cuestión del Covid-19 ya no viajaban personalmente hacia a la ciudad de Reconquista, sino que enviaban el material estupefaciente por encomienda.

Con el tiempo, los cordobeses fueron perdiendo contacto con Quintana, por lo que éste último se ha tenido que ir abasteciendo de proveedores locales, como el caso de Florencia Naiara Fernández, Federico Nicolas Martínez y de Ezequiel Gustavo Flama.

Que encontrándose abastecido de material estupefaciente, Martin Miguel Quintana coordinó y ejecutó maniobras de comercialización de material estupefaciente, destacando comunicaciones telefónicas en las que Martin Quintana es contactado por un supuesto cliente.

Asimismo, destacamos una comunicación telefónica en la que Martin Quintana coordina con un cliente suyo una maniobra de comercialización de material estupefaciente, indicándole que se encuentra con Danilo Leiva en la plaza frente a la policía (en la plaza y la Patricio Diez), cuando su cliente le consulta si tienen (Quintana y Leiva) en su poder material estupefaciente, Quintana le responde «si, si, hay acá, lo que quieras … listo, si no caemos en la cana, acá zafamos, jaja”, lo que evidencia una total rebeldía y falta de respeto a la autoridad policial, sobrando la situación y llevando a cabo maniobras de comercialización de material estupefaciente en la plaza central de la ciudad de Reconquista, justamente frente a la Unidad Regional IX de la Policía de la Provincia de Santa Fe.

Estas comunicaciones transcriptas y muchas otras que obran en los legajos de transcripción, junto a las tareas de campo llevadas a cabo por la prevención durante toda la pesquisa, y que obran en las presentes actuaciones, han sido evidencia suficiente como para librar orden de allanamiento al domicilio de Martin Miguel Quintana. En este sentido, en fecha 24 de julio de 2020 personal de la Brigada Operativa Antinarcótica IX de Reconquista, dió cumplimiento a la Orden de Allanamiento que tenía como objeto el secuestro de todas las evidencias de juicio que se encuentren en el domicilio de calle Ledesma de la ciudad de Reconquista, Provincia de Santa Fe, domicilio en el que habita Martin Miguel Quintana, en el que se incautó: 18 gramos de marihuana, fraccionada y distribuida en 10 envoltorios listos para su comercialización; 8 plantas de la especie vegetal cannabis sativa, una botella con la inscripción “430 Fert Bioestimulante”, pudiendo tratarse de un producto fertilizante para las plantas mencionadas, lo cual será informado oportunamente por los peritos químicos; entre otros elementos de interés a la causa, netbook, teléfonos celulares, dinero en efectivo, etc., conforme acta de procedimiento. En virtud de ello, el juez federal de Reconquista dispuso la detención de Martin Miguel Quintana, procediéndose luego a tomarle declaración indagatoria, previa imputación del hecho reprochable, consistente en tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la participación de tres o más personas organizadas para cometerlo, hecho que se encuentra previsto y reprimido por el art. 5° inc. c) y art. 11° inc. c) de la ley 23.737; oportunidad procesal en la que el imputado se abstuvo de declarar y de reconocer efectos secuestrados durante el procedimiento.

 

FLORENCIA NAIARA FERNANDEZ

El juez da por acreditado que Florencia Naiara Fernández ha sido inicialmente individualizada en la causa por su rol de proveedora de material estupefaciente de Martin Miguel Quintana, de Francisco Goy y de Danilo Nahuel Leiva, según consta de las intervenciones telefónicas.

Que es evidente que entablan una comunicación en la que el dinero y un objeto de transacción están en juego (precio, pagos a cuenta, calculadora, etc.) pero tratan de mantenerlo oculto, hablan de “los cinco”, y Fernández le explica como los va a entregar, primero 300 a “él” refiriéndose a una tercera persona ajena a la comunicación y posteriormente “los 200” restantes a Martin Quintana, lo cual evidencia una organización de entrega entre tres personas, Fernández, Quintana y una tercera persona, que recibe en nombre de Quintana, pudiendo tratarse de Danilo Nahuel Leiva, con quien tienen un dialogo fluido.

Asimismo, se tiene por cierto que Florencia Fernández no sólo abastecía de material estupefaciente a esta organización, sino que además tenía sus propios clientes que se dirigían directamente a ella para proveerse de material estupefaciente, en tal sentido, a modo ilustrativo, destacamos tres comunicaciones de interés: en una comunicación -la prevención destaca que- Florencia Fernández se comunicó con un cliente suyo quien le manifiesta que más tarde van a querer adquirir material estupefaciente, a lo cual Fernández le dice que le avise. En esta comunicación, su interlocutor le pide a Florencia Fernández si lo puede acercar a un lugar donde él va a cobrar dos mil pesos, y que con ese dinero le compraría material estupefaciente a ella.

En otro audio se advierte que Florencia Fernández se comunicó telefónicamente con una persona que no está identificada en la causa, tratándose de un cliente ocasional, en que éste último le solicita 5 gramos de material estupefaciente, a lo que ella responde que hasta la siesta no va a conseguir, pero que le averigua. Como podemos apreciar, Florencia Naiara Fernández coordinaba y realizaba maniobras de comercialización de material estupefaciente cotidianamente, ya que estas son algunas de las tantas comunicaciones telefónicas que obran en la causa.

Destaca además el magistrado que la nombrada utiliza redes sociales y aplicaciones de mensajería que no son alcanzadas por las intervenciones telefónicas, lo cual parece no escapar a su conocimiento, como es el caso de whatsapp, y ello se desprende de la comunicación telefónica que mantiene con un NN, en el que le indica: “Mono, contéstame los mensajes, míralo ya, a los mensajes”, a lo que NN (Mono) le responde: “bueno ahí miro”, pudiendo tratarse de uno de sus proveedores, lo que nos permite inferir que si era tan importante lo que tenía que decirle y no se lo dijo telefónicamente, es porque lo que tenía que decirle sólo debía ser por ese medio, para evitar que esta maniobra sea advertida por personal de inteligencia, evidenciando ello que la misma maneja servicios de mensajería asiduamente para no ser descubierta.

Estas comunicaciones transcriptas y muchas otras que obran en los legajos de transcripción, junto a las tareas de campo llevadas a cabo por la prevención durante toda la pesquisa, y que obran en las presentes actuaciones, han sido evidencia suficiente como para librar orden de allanamiento al domicilio de Florencia Naiara Fernández. En este sentido, en fecha 24 de julio de 2020, personal de la Brigada Operativa Antinarcótica IX de la Policía de Investigaciones dependiente del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Fe, ha dado cumplimiento a la Orden de Allanamiento que tenía como objeto el secuestro de todas las evidencias de juicio que se encuentren en el domicilio de calle España al 1100 de la ciudad de Reconquista, domicilio en el que habitaba Florencia Naiara Fernández, en el que se incautó: 43 gramos de marihuana, fraccionada y distribuida en 21 envoltorios listos para su comercialización; entre otros elementos de interés a la causa, tales como CPU, 6 teléfonos celulares, dinero en efectivo.

En virtud de ello, el juez dispuso la detención de Florencia Naiara Fernández, procediéndose luego a tomarle declaración indagatoria, previa imputación del hecho reprochable, consistente en tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la participación de tres o más personas organizadas para cometerlo, hecho que se encuentra previsto y reprimido por el art.
5° inc. c) y art. 11° inc. c) de la ley 23.737; oportunidad procesal en la que la imputada se abstuvo de declarar y de reconocer efectos secuestrados durante el procedimiento.

 

F EDERICO NICOLÁS MARTINEZ

El juez da por cierto que Federico Nicolas Martínez ha sido identificado como proveedor de material estupefaciente de Martin Miguel Quintana, de Francisco Goy y de Danilo Nahuel Leiva, lo cual se desprende de las intervenciones telefónicas dispuestas.

En las comunicaciones telefónicias, Martin Miguel Quintana le pide material estupefaciente a Federico Nicolás Martínez, quien lo abastece de inmediato. Cabe destacar que los interlocutores utilizan expresiones como “tráeme tres”; ahí te llevo” y “tráeme dos, hacela copadita”  para referir a la droga.

Advierte el juez que Federico Nicolas Martínez, no sólo abastece de material estupefaciente a los integrantes de esta organización, sino que además tiene su propia clientela, ello se desprende de la siguiente comunicación telefónica, en la que una mujer no identificada en las presentes actuaciones le pide material estupefaciente, y al parecer, a la femenina se la nota muy necesitada de ese material estupefaciente:“ya ya ya, necesito”, comprometiéndose el mismo Martínez a conseguirle lo antes posible: “…ahí al toque yo compro y te llevo», comunicaciones telefónicas como las transcriptas y muchas otras que obran en los legajos de transcripción, junto a las tareas de campo llevadas a cabo por la prevención durante toda la pesquisa, y que obran en las presentes actuaciones, han sido evidencia suficiente como para librar orden de allanamiento al domicilio de Federico Nicolas Martínez. En este sentido, en fecha 24 de julio de 2020 personal de la Brigada Operativa Antinarcótica IX de la Policía de Investigaciones dependiente del Ministerio de Seguridad de la Provincia de Santa Fe, ha dado cumplimiento a la Orden de Allanamiento que tenía como objeto el secuestro de todas las evidencias de juicio que se encuentren en el domicilio de la Avenida Islas Malvinas (calle 47) al 1100 de la ciudad de Reconquista, domicilio en el que habita Federico Nicolás Martinez, en el que se incautó: 48,36 gramos de marihuana, fraccionada y distribuida en 24 envoltorios listos para su comercialización; un envoltorio con 0,32 gramos de cocaína; un plantin de la especie vegetal cannabis sativa; entre otros elementos de interés a la causa, tales como 5 teléfonos celulares y dinero en efectivo. El juez dispuso la detención de Federico Nicolas Martínez, procediéndose luego a tomarle declaración indagatoria, previa imputación del hecho reprochable, consistente en tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la participación de tres o más personas organizadas para cometerlo, hecho que se encuentra previsto y reprimido por el art. 5° inc. c) y art. 11° inc. c) de la ley 23.737; oportunidad procesal en la que el imputado se abstuvo de declarar y de reconocer efectos secuestrados durante el procedimiento.

 

EZEQUIEL GUSTAVO FLAMA

El juez sostiene que posee las probanzas suficientes para tener por acreditada la participación de Ezequiel Gustavo Flama en la «organización narcocriminal desbaratada», ello se debe a todas las tareas de inteligencia llevadas a cabo durante el transcurso de la investigación, seguimientos, tomas fotográficas y fílmicas de maniobras de narcomenudeo, intervenciones telefónicas, investigación en las redes sociales, entre otras.

Enfatiza el juez que obra en el expediente una denuncia recibida al 911 donde una persona manifestó que Ezequiel Gustavo Flama vendía estupefacientes en su casa, en la intersección de calles Chacabuco y Rivadavia de la ciudad de Reconquista. Es así que la prevención apostada en el domicilio logró captar un “pase de manos” entre Flama y otra persona que llegó al lugar en motocicleta, lo cual confirma los hechos vertidos en la mencionada denuncia. Asimismo, a través de tareas de seguimiento y vigilancia sobre el investigado Flama, pudimos establecer que todos los días salía de su casa y se dirigía a las 374 viviendas, en horarios de la siesta y noche, donde se reunía con un grupo de jóvenes en el playón deportivo que se encuentra en el interior de dicho complejo de viviendas, lugar en el que efectúan las transacciones.

Además, los investigadores lograron capturar de la red social Facebook del investigado, un chat con Danilo Nahuel Leiva, insinuando que para adquirir material estupefaciente Flama utilizaría el dinero obtenido mediante bonos otorgados por Presidencia de la Nación, sosteniendo el siguiente dialogo:

LEIVA: te haces el lindo porque cobras el bono gato jajajaja … yo ya soy lindo y también cobro el bono jajajaja

FLAMA: jajajaja buuuena

LEIVA: Ezequiel ya sabes en que te vas a encanutar tu bono jajajajajaja

FLAMA: Danilo Leiva jajajaja todo comida

LEIVA: comida le dicen ahora a la fafafa jajajajajaja

FLAMA: jajajajaj no veo

LEIVA: Ezequiel Flama nos juntaremos a comer entonces jajajajaja

FLAMA: Olvidate amigo jajajaja

FA FA FA es en referencia a la droga.

Asimismo, el juez da por acreditado que Ezequiel Gustavo Flama ha sido identificado como proveedor de material estupefaciente de Martin Miguel Quintana, y que a su vez tiene sus propios clientes que los atendía en su domicilio, o bien telefónicamente y coordinaba puntos de encuentro. En este sentido, podemos destacar una comunicación telefónica que el mismo mantiene con un cliente suyo, en el que este último le indica a Flama el lugar donde se encuentra, y le advierte de la presencia de personal policial en las inmediaciones, “… guarda que esta la gorra nomas, pega la vuelta boludo veni acá…”.

También da por acreditado que en esta organización, Ezequiel Gustavo Flama interactúa y es proveedor de material estupefaciente de Martin Miguel Quintana, lo cual queda evidenciado en la comunicación telefónica del legajo de transcripciones.

Resalta además algunos mensajes de texto enviados por Ezequiel Flama, los cuales evidenciaban la coordinación y realización de maniobras típicas de comercialización de material estupefaciente – más precisamente cocaína- tales como “¿Queres un mil yayaya?” (11/6/20); “4500 los 5 de la mortal” (12/06/2020), o bien “pagate la birra tengo una re bolsa de nena” (18/06/2020).

Estas comunicaciones transcriptas y muchas otras que obran en los legajos, junto a las tareas de campo llevadas a cabo por la prevención durante toda la pesquisa, y que obran en las presentes actuaciones, han sido evidencia suficiente como para librar orden de allanamiento al domicilio de Ezequiel Gustavo Flama, y el 24 de julio de 2020, policías cumplieron con la Orden de Allanamiento que tenía como objeto el secuestro de todas las evidencias de juicio que se encuentren en el domicilio sito en la ochava noreste de la intersección de las calles Rivadavia y Chacabuco de la ciudad de Reconquista, domicilio en el que habita Ezequiel Gustavo Flama, en el que se incautó: 2,5 gramos de marihuana, fraccionada y distribuidas para su comercialización; una balanza de precisión; recortes de nylon; entre otros elementos de interés a la causa conforme acta de procedimiento; por ello, el juez dispuso la detención de Ezequiel Gustavo Flama, procediéndose luego a tomarle declaración indagatoria, previa imputación del hecho reprochable, consistente en tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la participación de tres o más personas organizadas para cometerlo, hecho que se encuentra previsto y reprimido por el art. 5° inc. c) y art. 11° inc. c) de la ley 23.737; oportunidad procesal en la que el imputado se abstuvo de declarar y de reconocer efectos secuestrados durante el procedimiento. En virtud de lo expuesto, y habiendo acreditado la hipótesis que se fue construyendo durante la investigación en relación a Ezequiel Gustavo Flama, se observa que efectivamente el imputado tenía en su poder material estupefaciente con fines de comercialización, y evidentemente por “el secuestro de recortes de nylon y balanza de precisión”, se estaría preparando para recibir material estupefaciente y fraccionarlo y acondicionarlo para su comercialización, por lo que entendemos acertado dictar auto de procesamiento por el delito atribuido al mismo.

 

DANILO NAHUEL LEIVA y FRANCISCO GOY

El juez da por acreditada la participación de Danilo Nahuel Leiva y de Francisco Goy en esta «organización delictiva», ello se debe a todas las tareas de inteligencia llevadas a cabo durante el transcurso de la investigación, seguimientos, tomas fotográficas y fílmicas de maniobras de narcomenudeo, intervenciones telefónicas, entre otras. Todo ello ha permitido inferir que Danilo Nahuel Leiva y Francisco Goy coordinaban y ejecutaban en calidad de socios, maniobras de comercialización de material estupefaciente en esta ciudad de Reconquista, incluso se encuentran en esta organización relacionados con Martin Miguel Quintana, y entre ellos tres se abastecían con el fin de que ninguno quede desabastecido del material estupefaciente para la comercialización, lo que demuestra que existe un vínculo estrecho entre todos ellos, conforme la toma fílmica que también obra en el expediente, en la que se los ve caminando juntos por la calle.

Que se tiene por acreditado que Danilo Nahuel Leiva es empleado en el Carribar “Los Cumpas”, que es propiedad de Francisco Goy, y que es allí donde los nombrados llevan a cabo esta actividad ilícita, ello se desprende de comunicaciones telefónicas en donde se advierte que Francisco Goy coordina con un inversor o nuevo cliente, para llevarlo a un lugar donde conseguir material estupefaciente, específicamente cocaína.

Asimismo resalta una comunicación telefónica del 20/02/2020 en la que Francisco Goy coordinó con un NN para “hacer”, infiriéndome que se juntarían para preparar material estupefaciente. Lo que se puede interpretar de la comunicación telefónica es que le consultan a Francisco Goy sobre cómo preparar o hacer material estupefaciente, le consultan si le “agrega pollo”, pudiendo referirse a alguna sustancia de estiramiento, a lo que responde que sí.

Asimismo, se tiene por cierta la relación de confianza comercial existente entre Quintana y Goy, lo cual se desprende de una comunicación de fecha 21/01/2020 en la cual éste último le menciona que estaría en la ciudad de Avellaneda “atendiendo cosas más grandes”, lo cual a criterio de la prevención se trataría de negocios con un mayor volumen de drogas. En la ocasión Quintana le consulta si podría acercarse hasta el Carribar “Los cumpas” a comprar material estupefaciente.

Que la comunicación precedente nos permite inferir que Martín Miguel Quintana le pide a Francisco Goy que le venda estupefacientes (no, era para pegar”), interpretándose también que este podría comercializar dicha sustancia en el “carribar” del cual es propietario.

A su vez da por acreditado que Danilo Nahuel Leiva es empleado de Francisco Goy en el Carribar “Los Cumpas”, además de tener una amistad con él; y es justamente allí donde coordinaban y ejecutaban maniobras de comercialización de material estupefaciente; además de almacenar y fraccionar el material estupefaciente.

En conclusión, el juez da por acreditado que Danilo Nahuel Leiva comercializaba material estupefaciente desde su domicilio particular sito en Bulevar Lovatto de la ciudad de Reconquista, donde se hicieron tareas de seguimiento y vigilancia, logrando observar personas que llegan al lugar y se retiran rápidamente, lo cual evidencia la realización de maniobras típicas de la actividad ilegal de comercialización de estupefacientes.

Finalmente, conforme a las tareas de vigilancia en inmediaciones del Carribar «Los Cumpas», donde la prevención pudo observar a los investigados, Danilo Nahuel Leiva y Francisco Goy trabajando en dicho local de comidas, como así también la relación de amistad que los une junto al principal investigado, Martín Quintana, tal como surge de las tomas fílmicas realizadas en el lugar. Resalta que el carribar funcionaba no solo como punto estratégico de encuentro para la venta de material estupefaciente por parte de los investigados, sino también como lugar de acopio y fraccionamiento.

Las comunicaciones transcriptas y muchas otras que obran en los legajos, junto a las tareas de campo llevadas a cabo por la prevención durante toda la pesquisa, y que obran en las presentes actuaciones, han sido evidencia suficiente como para librar orden de allanamiento al domicilio de los investigados: Danilo Nahuel Leiva y Francisco Goy, como así también del Carribar“Los cumpas”, propiedad de Goy, y en el que trabajaba Leiva.

En este sentido, en fecha 24 de julio de 2020 personal policial ha dado cumplimiento a las Ordenes de Allanamiento (domicilio de Goy); (domicilio de Leiva); y (carribar “Los Cumpas”), que tenían como objeto el secuestro de todas las evidencias de juicio que se encuentren en el lugar objeto de cada allanamiento. En este sentido, observamos que en el domicilio de Leiva se incautó: 19 gramos de marihuana, fraccionada y distribuidas para su comercialización; entre otros elementos de interés a la causa conforme acta de procedimiento obrante en autos; en tanto que en el domicilio de Goy, se incautó: 14 gramos de marihuana, fraccionada y distribuidas para su comercialización; 1,4 gramos de cocaína; una balanza de precisión, entre otros elementos de interés a la causa conforme acta de procedimiento y en el Carribar “Los Cumpas” se incautó: 3,9 gramos de marihuana, fraccionada y distribuidas para su comercialización; una balanza de precisión; un teléfono celular; recortes de nylon; entre otros elementos de interés a la causa conforme acta de procedimiento.

En virtud de ello, el juez dispuso la detención de Danilo Nahuel Leiva y de Francisco Goy, procediéndose luego a tomarles declaración indagatoria, previa imputación del hecho reprochable, consistente en tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la participación de tres o más personas organizadas para cometerlo, hecho que se encuentra previsto y reprimido por el art. 5° inc. c) y art. 11° inc. c) de la ley 23.737; oportunidad procesal en la que ambos imputados se abstuvieron de declarar y de reconocer efectos secuestrados durante cada uno de los procedimientos .

En virtud de todo lo expuesto y habiendo acreditado la hipótesis que se fue construyendo durante la investigación en relación a Francisco Goy y Danilo Nahuel Leiva, el juez señala que ambos imputados tenía en su poder material estupefaciente con fines de comercialización, no sólo en sus domicilios particulares, sino también en el Carribar en el que ambos tenían total acceso a ello; y evidentemente, por “el secuestro de recortes de nylon y balanza de precisión en el carribar”, se estarían preparando para recibir material estupefaciente y fraccionarlo y acondicionarlo para su comercialización, por lo que entiendo acertado dictar auto de procesamiento por el delito atribuido a los mismos.

 

Compruebe también

El jefe de la URIX, comisario mayor Julio César Lucero, recibió al primer grupo de las P.A.T en Reconquista.

El jefe de la URIX, comisario mayor Julio César Lucero, recibió al primer grupo de las P.A.T en Reconquista.

Ya se encuentra el primer grupo de la PAT trabajando para Reconquista.  Estuvo presente la …

La provincia de Santa Fe registró 2.048 casos y 15 fallecidos por COVID, el viernes 16 de abril de 2021.

La provincia de Santa Fe registró 2.048 casos y 15 fallecidos por COVID, el viernes 16 de abril de 2021.

Los infectados en Rosario desde el comienzo de la pandemia ascienden a 92.402 casos, al …

DEJANOS TU COMENTARIO