Inicio / JUDICIALES / Después de 18 años del triple crimen de la isla, nuevamente juicio para el único acusado.

Después de 18 años del triple crimen de la isla, nuevamente juicio para el único acusado.

La Cámara Penal de Apelaciones de Vera presidida por el Dr. Eduardo Bernacchia, resolvió que el caso no ha prescripto, por lo que ahora la Oficina de Gestión Judicial deberá designar un tribunal para que se lleve a cabo el juicio oral y público para Carlos Cano, acusado de ser coautor del triple crimen de los pescadores Francisco Aureliano Meza, de 66 años; su hijo Rafael Aureliano Meza, de 29; Matías Alberto Bustamante, de 18 años, hecho ocurrido el 01 de enero de 2001 en la zona de El Biguazal, pocos minutos aguas arriba de Puerto Reconquista.

Cano ya estuvo preso varios años, condenado a prisión perpetua en el año 2004, pero finalmente la Corte declaró nulo el juicio luego que en el año 2009 la Corte Suprema de Justicia de la Nación derribó el viejo sistema penal santafesino. Fue cuando ordenó revisar las condenas dictadas por los tribunales de la Provincia de Santa Fe por considerar que el sistema penal santafesino no garantizaba la imparcialidad de los jueces intervinientes. Fue precisamente a raíz de un recurso presentado por la defensa en la causa donde habían condenado al ex juez de Venado Tuerto Carlos Fraticelli por el homicidio de su hija de 15 años, donde él y su mujer habían sido condenados.

Entonces la Corte Nacional obligó a la Corte Santafesina a dictar una acordada de emergencia para que las causas roten entre las distintas Cámaras, de manera que los mismos jueces que evaluaban los procesamientos no fueran los encargados de confirmar las condenas. A partir de allí, por ejemplo, las causas en las que se había pronunciado la Cámara Penal de Vera luego eran revisadas por la Cámara Penal de Rafaela, y viceversa, hasta que el 10 de febrero de 2014 Santa Fe comenzó a utilizar el nuevo sistema procesal penal que cambió rotundamente los procedimientos hasta la actualidad. Antes, por ejemplo, los mismos jueces que confirmaban un procesamiento luego podían confirmar una condena, lo que entendió la Corte Nacional no aseguraba la garantía constitucional de la imparcialidad.

El abogado Ricardo Degoumois como defensor de Cano había planteado la prescripción del caso, pero no consiguió su objetivo. En las dos instancias no dieron lugar a su pedido, ahora se expidió la Cámara Penal integrada por los jueces Eduardo Bernacchia, Sebastián Creus y Alejandro Tizón. El fiscal que ahora impulsa el juicio es Alejandro Rodríguez.

Ricardo Degoumois dijo luego de la audiencia ante la Cámara que ahora se pronunció, que en su opinión la causa ya prescribió por el paso del tiempo. Entiende inaceptable que Cano siga sometido a proceso luego de 19 años del hecho “porque la morosidad judicial es tremenda”. También sostuvo que el sospechoso ha sido “estigmatizado con este delito, se le ha causado un daño irreparable, ha estado 6 años y 6 meses detenido hasta que la Corte ordenó la nulidad de todo lo actuado y entendemos que la Justicia no lo ha juzgado en tiempo oportuno. Someter a una persona 19 años a un proceso es absolutamente lesivo de cualquier garantía constitucional, entonces nosotros entendemos de que se debe expedir sobre el particular la justicia y ordenar la insubsistencia de la acción penal dado el tiempo transcurrido sin que se realice el juicio; no olvidemos que no hay una actitud dilatoria provocada por la defensa sino que el propio Poder Judicial, vaya Dios a saber por qué circunstancia, se ha negado siempre a realizar este trámite conforme a derecho”.

Degoumois dijo que “los testigos fundamentales y esenciales de la causa no van a poder prestar testimonio porque han fallecido”.

Como imaginaba que no iban a dar lugar a su planteo, ya anticipó que presentaría un Recurso ante la Corte para que el juicio no se haga. Lo anticipó advirtiendo que “conozco el modo y forma en que el Poder Judicial de Santa Fe maneja la circunstancia, sobre todo con prescripciones en causas como ésta, donde lo va a dejar mal parado fundamentalmente ante de la comunidad y la prensa”.

Vale recordar que en el juicio oral y público realizado en el año 2014, Carlos Javier Cano fue condenado a prisión perpetua como coautor del triple homicidio calificado con alevosía, agravado por el uso de armas de fuego y robo calificado con uso de armas en concurso real. Los jueces fueron Mario Balestieri, Carlos Corti y Roberto Prieu Mántaras, quienes además dispusieron la extracción de copias y remisión al Juzgado de Instrucción por la presunta comisión de falso testimonio de los testigos Abel “Pepe” Sánchez, Alcides Borda, Darío Fernández, Alicia Fleyta y Andrés Romero. También le habían ordenado al entonces Juzgado de Instrucción que continúe con la investigación porque entendían “inadmisible que una sola persona haya podido ejecutar a las víctimas en forma simultánea”. 

Si bien nunca se determinó el móvil de la masacre, el tribunal sostuvo que “podrán discutirse los móviles que llevaron a ejecutar este crimen, inusual y aberrante para la zona por la frialdad de los autores, pero no se puede negar desde ningún punto de vista que Cano estuvo y participó”. Determinaron que uno de los cartuchos encontrados en la escena del crimen fue disparado por la escopeta en poder de Cano; y además arribaron a la certeza de que el reloj secuestrado en poder de Cano pertenecía a una de las víctimas.

Las víctimas fueron Francisco Aureliano Meza, de 66 años; su hijo Rafael Aureliano Meza, de 29; y Matías Alberto Bustamante, de 18; todos de la Ciudad de Reconquista.

 ¿Por qué nuevo juicio?. Porque en el año 2009 la Corte Suprema de Justicia de la Nación derribó el viejo sistema penal santafesino. Fue cuando ordenó revisar las condenas dictadas por los tribunales de la Provincia de Santa Fe por considerar que el sistema penal santafesino no garantizaba la imparcialidad de los jueces intervinientes. Fue precisamente a raíz de un recurso presentado por la defensa en la causa donde habían condenado al ex juez de Venado Tuerto Carlos Fraticelli por el homicidio de su hija de 15 años, donde él y su mujer habían sido condenados.

Entonces la Corte Nacional obligó a la Corte Santafesina a dictar una acordada de emergencia para que las causas roten entre las distintas Cámaras, de manera que los mismos jueces que evaluaban los procesamientos no fueran los encargados de confirmar las condenas. A partir de allí, por ejemplo, las causas en las que se había pronunciado la Cámara Penal de Vera luego eran revisadas por la Cámara Penal de Rafaela, y viceversa, hasta que el 10 de febrero de 2014 Santa Fe comenzó a utilizar el nuevo sistema procesal penal que cambió rotundamente los procedimientos hasta la actualidad. Antes, por ejemplo, los mismos jueces que confirmaban un procesamiento luego podían confirmar una condena, lo que entendió la Corte Nacional no aseguraba la garantía constitucional de la imparcialidad.

 1,390 total views,  2 views today

Compruebe también

Una señora de 29 años de Florencia, detenida por apuñalar a su esposo de 42 años, le perforó un pulmón.

Magdalena: un soldado denunció que fue violado por 12 compañeros

Un grupo de reclutas se juntó a tomar a alcohol y abusó de un joven …

DEJANOS TU COMENTARIO