Inicio / JUDICIALES / Condenaron a cuatro años de prisión al profesor Cristian Enrique Crisaldo, por abuso sexual a una menor.

Condenaron a cuatro años de prisión al profesor Cristian Enrique Crisaldo, por abuso sexual a una menor.

Pasado el mediodía del miércoles 28 agosto, en la sala de gestión judicial de Las Toscas, se llevó a cabo la sesión de sentencia al profesor de educación física de la ciudad de Villa Ocampo, Cristian Enrique Crisaldo de 34 años de edad, acusado de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido contra una menor de 13 años de edad, aprovechando la situación de convivencia preexistente con él mismo.

El tribunal unipersonal a cargo del juez, doctor Mauricio Martelozzi, resolvió condenar a cuatro años de prisión efectiva a contar desde el momento en que fue detenido, el 30 de enero de 2.018, asistió técnicamente al victimario, el defensor privado, doctor Juan José Fáriz, mientras que el ministerio público fiscal estuvo representado por el doctor Juan Carlos Koguc, quién en los alegatos de cierre había solicitado la pena de 11 años de prisión.

Además la sala de audiencias estuvo repleta de familiares, amigos y compañeros de trabajo de Crisaldo, que concurrieron a apoyarlo y demostrarles su acompañamiento; apenas leída la sentencia por la secretaria de la OGJ, el ahora condenado le sonrió a su abogado y dándose vuelta saludó a sus allegados  agradeciéndoles a todos.

La sesión duró apenas 15 minutos y el reo fue trasladado nuevamente a la cárcel de Piñeiro en la provincia de Santa Fe, pero el doctor Fáriz solicitó al juez de la causa para que se tenga en cuenta que es el deseo del victimario, cumplir el resto de la condena en la unidad penitenciaria N° 10 de Santa Felicia, departamento Vera.

Recordamos que el día anterior se llevaron a cabo los alegatos de clausura y pasó lo siguiente; el primero en exponer fue el fiscal de la causa, el doctor Juan Carlos Koguc, quien repasó los hechos aberrantes que tuvo que soportar la niña victima desde que tenía siete y hasta los doce años, si bien en todo momento enumeró los abusos cometidos, que comenzó desde casi al inicio de la convivencia con su pareja,  con tocamientos, desnudez, roses y apoyo, nunca mencionó la palabra acceso carnal; más allá que el examen médico es bien claro y certifica desfloración vaginal de larga data, por ese motivo, el representante del ministerio público fiscal, solicita al juez de la causa, doctor Mauricio Martelozzi, la pena de 11 años de prisión efectiva para Cristian Crisaldo, por el delito de abuso sexual doblemente calificado y agravado por el vínculo con acceso carnal.
En el momento alegar la defensa del reo, a cargo del abogado penalista, doctor Juan José Fariz, comenzó diciendo: *No hay ninguna prueba real, éste es caso débil fundado sobre retazos, nadie sabe cómo ocurrieron los hechos, Crisaldo es inocente porque faltan pruebas para condenarlo; ningún testigo declaró sobre hechos concretos, todos comentaron en sus declaraciones, lo que escucharon; además la menor se contradice continuamente en sus testimonios ante los profesionales que la analizaron, en cuanto al momento y lugar donde ocurrieron los hechos*.
*por otro lado, el fiscal acusa por la denuncia de Federico porto, padre biológico de la menor, dice que la niña vivió desde los siete a doce años con la madre y su pareja, que todo lo que denuncia es porque toma conocimiento por parte de la nena y su ex mujer que los hecho sucedieron hasta el mes de mayo del 2.017, fecha en que volvieron a vivir a la ciudad de Vera;  y desde esa fecha nunca más a Villa Ocampo, pero los familiares que declararon como testigos, es como si tuvieran un casette, todos coincidían en lo mismo, decían que Crisaldo les regalaba caramelos y osito peluche, cosa que la niña nunca declaró, ni ante las licenciadas en psicología perteneciente grupo interdisciplinario de la comisaría de la mujer, tampoco en la cámara Gessel*.
*otra de las contradicciones y creo la más relevante, es cuando la niña dice que los hechos que ella se acuerda, sucedieron en la vivienda ubicada en la calle López y Planes 1042 de la ciudad de Villa Ocampo, desde los siete a los doce años, a finales del año 2016, ocurre que nosotros podemos demostrar que esa casa fue alquilada por mi defendido en enero del año 2.017, aquí poseemos el contrato de locación que certifica esa operación; por lo tanto nunca podría haber ocurrido lo narrado por la menor en una vivienda que no existía en el lapso de tiempo mencionado*.
*siguiendo la lógica de las contradicciones en la comisión de los hechos acusados y mentiras comprobables, consideramos que no se puede condenar a mi cliente porque no existen pruebas fehacientes en su contra y es muy probable que la niña haya fabulado todo por bronca e ira, ya que la menor vivía una vida cómoda con su papá, y la madre de ésta le llenó la cabeza para que vaya a vivir con ella, inclusive prometiéndoles cosas que no se cumplieron. Por todo lo expuesto, señor juez, solicito la absolución de mi cliente*. Terminó diciendo el doctor Juan José Fáriz. En el repaso de todo el contenido del juicio oral y público, se explica el monto de la condena dictada por el juez, doctor Mauricio Martelozzi.

 2,296 total views,  1 views today

Compruebe también

‘’Estamos terminando la las 16 cuadras de pavimento que benefician a varios barrios de la ciudad’’, dijo Leandro Chamorro.

Moreno: la Policía desactivó una mega fiesta clandestina

Montaron tres pistas de baile diferentes en una quinta, juntaron 1800 personas cobrando $4000 la …

DEJANOS TU COMENTARIO