“Apuntes después de un lluvioso y atronador día de justicia”, en la lupa de Carlos Del Frade.

Cuando se terminó de leer el impecable, preciso, sintético y profundo dictamen de los tres jueces que condenaron por unanimidad a los coautores del asesinato del querido e inolvidable Eduardo Trasante, exactamente en ese punto final, un trueno resonó no solamente en el cielo rosarino sino también al interior del Centro de Justicia Penal, el edificio que justamente se inauguró con el juicio a Los Monos y tuvo al mismo juez de esta causa, Ismael Mansfrin, como protagonista.

 Para mucha gente son simples coincidencias, algunos hablamos y pensamos en signos cósmicos. Pero más allá de estos datos de la jornada del viernes 09 de febrero de 2024, en donde quedará para la difusión y el estudio el mencionado dictamen de los tres jueces, hay que subrayar algunas cuestione más.

El fenomenal compromiso de la militancia de Ciudad Futura por llegar a una reparación del asesinato del compañero arrancado de la existencia muy antes de tiempo, el acompañamiento de otras personas a quienes les mataron un ser amado, organismos de derechos humanos, sociales y políticos.

La notable capacidad de las abogadas como Jesica Pellegrini y la querida Gabriela Durruty a quien vimos crecer en las jornadas de los juicios de lesa humanidad junto a Nadia Schujmann y ayer emocionaba verlas tan maduras, sólidas, sensibles y lúcidas y la valentía de los fiscales. Especialmente la de Matías Edery.

Durante varias semanas Rodríguez Grantohn lo amenazaba desde su prisión y ahora, una vez más, quieren debilitar a quien es imprescindible en la disputa contra las bandas narcopoliciales. Desde el primer momento dijimos que el crimen de Trasante tenía como fuente una decisión política de las estructuras que manejan el negocio paraestatal del narcotráfico en Rosario.

La condena del peruano, ex proveedor de Los Monos y Alvarado, al mismo tiempo, exhibe y abre esos eslabones superiores de estos negocios que necesitan de la burguesía para lavar el dinero que viene manchado de sangre joven de los barrios.

En esta semana, desde la justicia federal, Grantohn fue condenado con Gustavo Shanahan, la gran síntesis de la parábola que dejó de ser obrera e industrial para pasar a ser capital del boom inmobiliario y del lavado de dinero. El origen de las dos balas de grueso calibre que mataron a Trasante está en los circuitos impunes del lavado de dinero rosarino.

 

 

Compruebe también

Murió un hombre de 23 años, que se accidentó al ingresar a robar en un complejo de departamentos en Reconquista.

Murió un hombre de 23 años, que se accidentó al ingresar a robar en un complejo de departamentos en Reconquista.

Alrededor de 05;50 horas del domingo 25 de febrero de 2024, los efectivos policiales de …

Así fue el encuentro entre Javier Milei y Donald Trump en Washington

Así fue el encuentro entre Javier Milei y Donald Trump en Washington

El presidente argentino y el exmandatario estadounidense compartieron momentos durante la Conferencia de la Acción …

DEJANOS TU COMENTARIO