A las 09,45 horas encontraron a los dos hermanos Pereyra, ahogados en el paso Deltín de Las Toscas.

Los agentes policiales de la comisaría quinta de la ciudad de Las Toscas, a cargo del comisario supervisor Marcelo Bertrand y del comisario supervisor Aníbal Gazzola, jefe de zona norte, los bomberos voluntarios de la ciudad cañera a cargo del jefe de cuerpo, señor Ariel Aquino, familiares, vecinos, amigos que amanecieron a la orilla del Río, tratando de encontrar a los dos jóvenes,  personas montadas en caballos, lanchas y canoas.

Alrededor de las 09;45 horas del domingo siete de junio, el señor ‘Tito’ Aguirre, baqueano de la zona de islas, patejeo algo pesado y dijo, aquí le tenemos a uno, se arrimaron con la embarcación y efectivamente, allí estaba Julián de 18 años, el mayor de los hermanos, lo acercaron hasta la orilla y continuaron buscando en la misma zona al otro joven; en el mismo pozo estaba Marcos de 14 años.

Evidentemente y de acuerdo a los dichos de un especialista en esos temas, uno de ellos, cayó al pozo, el otro lo quiso salvar y perecieron los dos ahogados en el mismo lugar, rápidamente llamaron al médico policial, doctor Maximiliano Delssín, que no encontró lesiones en ninguno de ellos y observó que la data de la muerte por inmersión, data de por lo menos 42 horas atrás, o sea  que perecieron alrededor de las 16,30 o 17,00 horas del viernes cinco de junio.

 

Nota de la desaparición de los jóvenes.

Julián Pereyra de 18 años y Marcos Pereyra de 14 años, salieron de su vivienda, de la calle 20 y 43 del barrio Santa Lucía de Las Toscas,  montados uno en cada caballo, el viernes cinco de junio, alrededor de las 14,00 horas, rumbo al puesto de ‘Poocho’ Cantero, en la zona de islas, para llegar al lugar  debían cruzar un brazo del Río Palometa.

Los jóvenes tenían la misión de llegar al puesto de Cantero para comprar un Chancho, el dueño del puesto llegó a la casa de los progenitores de ambos chicos, el sábado seis de junio alrededor de las 18,00 horas, diciéndoles que los jóvenes nunca llegaron al puesto y que al venir hacia el pueblo, encontró los dos caballos encalchados y todo mojados en la zona del puesto, conocido como de Horacín Deltín; rápidamente los padres hicieron la denuncia en ña seccional quinta de policía de la ciudad de Las Toscas.

Dos patrulleros con varios efectivos  a cargo del comisario supervisor Marcelo Bertrand, partieron hacia el lugar indicado,  pero solamente se encontraron con los caballos, y la oscuridad de la noche que se avecinaba, así que con criterio practico el jefe policial, dio a conocer al fiscal de turno, invitó a los bomberos voluntarios de la ciudad y los integrantes de la guardia Rural Los Pumas, para comenzar con una búsqueda coordinada a partir de las primeras horas del domingo siete de junio.

La búsqueda comenzó muy temprano, por agua y por tierra, hasta el momento no se obtuvieron resultados positivos, además de las fuerzas nombradas, también participan de la búsqueda los familiares, vecinos y amigos de los jóvenes, si bien la esperanza está latente de poder encontrar a los jóvenes con vida, no se descarta absolutamente nada, ya que si bien, en lo zona donde debían pasar a caballo, el río está muy playo, ni siquiera les tapa las rodillas, pero hay varios pozos profundos que podrían haberlos sorprendidos, aunque su mamá dijo que ambos saben nadar muy bien.

 

 

 22,913 total views,  2 views today

Compruebe también

Mendoza: una familia murió por inhalar monóxido de carbono

Mendoza: una familia murió por inhalar monóxido de carbono

El incidente fue en Godoy Cruz y provocó la muerte de cinco personas. Una familia …

Un policía oriundo de Reconquista y su mujer fallecieron producto de un choque en la Ruta Provincial N° 3.

Francisco Martínez, de 31 años de edad, oriundo de la ciudad de Reconquista pero ejerciendo …

DEJANOS TU COMENTARIO